sábado, 14 de septiembre de 2013

Dame un motivo para sonreír :)

    Me he dado cuenta de que últimamente, la gente siempre está refunfuñando por algo, se quejan de lo que les ha pasado o porque no tienen algo que quieren. ¿Qué ganamos con eso? Con estar gruñones y tristones todo el tiempo. Nada. No ganamos nada, pero sí que podemos perder. Estando de mal humor puedes hacerle daño a alguien diciéndole cosas que en verdad no piensas; o quizá, no quieras salir de casa y te perdieras el que podría haber sido el mejor día de tu vida. Así que, hay que dejar a un lado todas esas caras largas y ver lo que nos rodea, ya que hay mucho por lo que estar feliz.
    Quién no sonríe al sentir el viento en la cara, la hierba bajo los pies descalzos y la calidez de los rayos del sol sobre la piel; o al hablar con una persona a la que echabas mucho de menos.
    Quién no sonríe al oír el canto de los pájaros, el susurro de las hojas mecidas por el viento, el romper de las olas en la playa, la risa de un niño... poder observar las nubes y encontrar formas en ellas.
    Quién no sonríe al conocer gente nueva, al ayudar a alguien sin esperar nada a cambio o al aprender algo nuevo.
    Quién no sonríe al escuchar la melodía de la canción que más nos gusta por la radio; o al ver el amanecer de un nuevo día y el atardecer de una nueva noche.
    Quién no sonríe al ver una estrella fugaz y darse cuenta de que no has podido pedir un deseo; o al pasar un día alocado con tus alocados amigos.
    Quién no sonríe al ver fotos de cuando eras pequeño y recordar viejos tiempos; o al acabar un día de instituto y saber que queda menos para que llegue el fin de semana.
    Quién no sonríe al sentir la sangre correr por nuestras venas, al aire llegando a cada parte de nuestro cuerpo o al oír los latidos de nuestro incansable corazón.
    Quién no es capaz de sonreír por estar vivo. Por poder ver todo lo que vemos, oír todo lo que oímos, hablar, sentir, imaginar, soñar... Todos son motivos para sonreír.
    No importa el día de mierda que llevemos, siempre habrá algo por lo que merezca la pena sonreír, cualquier pequeño detalle lo merece, pero son eso: pequeños detalles, por lo que hay que buscarlos y fijarse bien en lo que nos rodea para encontrarlos.
     La lista de motivos para sonreír es interminable, porque hay cientos, miles, millones... Hay infinitos motivos. ¿Cuáles son los tuyos?


3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. No soy directioner, pero me gustan. Algunas de sus canciones son muy buenas :)
      Me alegro de que te guste el blog ^^

      Eliminar

Free Lines Arrow